Inicio > Fotovoltaica > El ministerio de Industria podría bajar hasta un 30% las primas a las fotovoltaicas este verano.

El ministerio de Industria podría bajar hasta un 30% las primas a las fotovoltaicas este verano.

4 abril 2010

La prima fotovoltaica podría bajar en torno a un 30 o incluso un 40% este verano de cumplirse las predicciones más pesimistas. Es casi el doble que el 15%-25% que el propio sector baraja (ASIF) y que estaría dispuesto a asumir, ya que, de momento, los paneles solares son un 40% más baratos, siempre hablando de producto chino. El Ministerio de Industria trata de apurar al máximo la reducción del régimen especial, con un especial ensañamiento a la energía solar. Se cree que podría hacerlo el próximo mes de julio.

En el Real Decreto 1578/2008, en el que se impuso la preasignación para fotovoltaica, se recortaron más de un 33% la retribución fotovoltaica y se fijaron cupos anuales (500 MW para cubierta y suelo), incluyendo un mecanismo reductor progresivo de primas hasta 2012. Lo que se pretende es incrementar la disminución en importe y periodo, para si es posible, hacerlo de una sola vez. Igual es menos traumático… pero nefasto para el sector fotovoltaico español que ha adquirido gran relevancia a nivel mundial, tanto en la fabricación, distribución, ingeniería, promoción y sobre todo instalación. La energía solar en España es un sector auxiliar de la construcción, y por tanto, está sufriendo la crisis con especial virulencia, a pesar de que en teoría, el medio ambiente y las energías renovables, junto con las TIC, se perfilan como recambio al modelo productivo del país.

Para complicar aún más las cosas, la inversión en plantas fotovoltaicas tiene un nuevo frente abierto, ya que la Dirección General de Tributos entiende que los paneles solares que forman las instalaciones fotovoltaicas son bienes inmuebles, lo que significa que las inversiones que se realicen en sociedades de este tipo tendrán que tributar al 7% correspondiente al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en algunas autonomías el tipo es de un 6%. Esta normativa, podría ser aplicable a otras instalaciones de energías renovables, como los parques eólicos. Según Javier Anta, presidente de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), explica: “Estamos en contra de cualquier aumento de costes porque queremos que esta tecnología adquiera madurez económica”. Para el presidente, esto aumenta el coste del kW/hora, y pide a los ayuntamientos que adopten decisiones razonables, por ejemplo, que los permisos de obra y los impuestos sean lo más bajos posibles. Desgraciadamente, los ayuntamientos, no están precisamente ahora para bajar impuestos…

Anuncios