Inicio > Fotovoltaica > Un negocio rentable: reciclar paneles solares

Un negocio rentable: reciclar paneles solares

8 abril 2010

En 2010 se producirán en la UE más de 7.000 t de desechos solares. Será dentro de 10 años cuando el negocio del reciclaje esté en pleno auge, no hay que olvidar que por muchas fábricas de silicio, el silicio de grado solar y el metalúrgico, seguirá teniendo valor, y aún más si países como China e India se lanzan, de una manera occidental, al consumo. Los minerales, sobre todo los de aplicación industrial, hierro, cobre, plata, zinc, silicio… etc, van adquiriendo cada vez más importancia a medida que China, un país de más de 1,3 millones de habitantes, se incorpora “al uso occidental” al mercado internacional. Tampoco hay que olvidar a India, con casi 1,2 millones de habitantes. Para el año 2030 se estima que se crearán en el mundo unas 130 mil toneladas de residuos.

Actualmente en Europa se generan casi 8 mil toneladas de residuos solares. En un panel de silicio cristalino, el 10% es aluminio, el 75% es vidrio, el 2% silicio y el 0,5% es cobre. Los módulos de capa fina son casi en un 90% vidrio. Con 4 Gw instalados en España, esto puede ser un gran negocio, como lo ha sido el cobre hasta no hace mucho. Un panel dura muchos años, más de 30, pero en condiciones de producción al 80% no llegarán ni la mitad. La clave estará en la calidad de lo fabricado hasta ahora. No serán rentables, en cuanto a la prima actual en España, establecida en 25 años. Lo lógico sería sustituirlos en esa fecha, pero no. Lo razonable, es cambiarlos por otros nuevos y por tanto mucho más eficientes (podrían alcanzar un rendimiento del 25 o 30%, a diez años vista) nada más amortizar el préstamo, es decir, dentro de 10 o 12 años. La pregunta es ¿qué se hace con la estimación (nadie los ha contado), de unos 17 millones de módulos fotovoltaicos que hay actualmente instalados en España?

Hace dos años se fundó PV Cycle, para crear una red europea de puntos de recogida en los servicios técnicos y almacenes de módulos solares donde se ubicarán dos contenedores, uno para los módulos de silicio y otro para los de capa fina, de momento se espera recoger principalmente módulos dañados durante su transporte o instalación. Según PV Cycle, tanto los ciudadanos como los instaladores podrán depositar los módulos solares fotovoltaicos que quieran retirar en alguno de los puntos de recogida de forma totalmente gratuita. Porque son las empresas socias de la asociación sin ánimo de lucro las que financian, mediante una cuota, la puesta en marcha, el mantenimiento y la gestión del sistema. Para ello, las compañías deberán contribuir con 0,24 euros por kilo de módulo fotovoltaico puesto en el mercado europeo.

A pesar de las buenas intenciones de PV Cycle, es bastante probable, que el servicio se traslade a empresas especializadas al reciclaje o de nueva creación, porque el mercado del panel reciclado, va a ser de unas dimensiones tan colosales a nivel mundial, que difícilmente se podrá reciclar el 100% de los módulos fotovoltaicos. La energía solar fotovoltaica, está muy dispersa por el territorio, y harán falta varios centros de tratamiento en cada país. Dentro de 10 o 20 años, la escasez de las materias primas, hará encarecer los precios y el reciclaje fotovoltaico cada vez será una empresa más rentable.

Anuncios