Inicio > Fotovoltaica > Reacciones a la retroactividad fotovoltaica y sus consecuencias inmediatas

Reacciones a la retroactividad fotovoltaica y sus consecuencias inmediatas

21 junio 2010

La Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF) tendrá en breve una reunión con carácter de urgencia para estudiar una posible demanda colectiva contra el inminente recorte retroactivo de la retribución. Después de la reunión del pasado miércoles de las tres principales asociaciones del sector fotovoltaico con el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, el presidente de ASIF, Javier Anta, remitió a los socios un mail en la que predecía, que de no producirse un giro “copernicano” en la postura del Gobierno, la reacción inmediata más probable, será un “cierre de empresas” en cascada del sector fotovoltaico en España. En concreto, lo referido al recorte del 30% en la retribución y que tiene un carácter retroactivo impropio aunque no obligará a las empresas a devolver el dinero recibido en primas…

Por su parte, ayer en Badajoz, Carlos Arce, del Clúster de la Energía en Extremadura, pidió además al Gobierno Socialista un marco regulatorio “estable” para estas energías que proporcione alguna “seguridad jurídica” y que no se ejerzan con retroactividad las modificaciones de las primas del Real Decreto 661/2007. Actualmente en Extremadura hay instalados parques solares fotovoltaicos con una potencia de 400 Megavatios; 2 instalaciones termosolares de 50 Megavatios cada una ya conectadas, otras 3 termosolares y que previsiblemente lo estarán en las próximas semanas y 5 más en construcción, además de otros 16 proyectos termosolares en fase de preasignación. Desde el Clúster de la energía de Extremadura se cree que “si se confirma” esta modificación, “representará una pérdida de credibilidad total” del país “incrementando sensiblemente la valoración del Riesgo-País para las entidades financieras”, una circunstancia, explicó su presidente, que “tendría unas connotaciones imprevisibles” para las economías nacional y de la regional. Carlos Arce facilitó a todos los medios de comunicación una carta de apoyo de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex), firmada por su presidente, Antonio Masa Campos, en la que pide el “máximo apoyo” a los inversores afectados por la modificación. También desde Andalucía, el presidente de Aprean, Mariano Barroso, rechazó la propuesta del Ministerio de Industria de reducir en un 30% la prima marcada por la legislación para las instalaciones fotovoltaicas. El recorte del 30% a los proyectos en marcha, con carácter retroactivo, implicaría reducir en cerca de 860 millones de euros los 2.688 millones de euros que reciben las instalaciones fotovoltaicas registradas hasta 2009. Dice el ministro de Industria, Turismo y Comercio que las energías renovables, deben ajustarse “a la realidad de la economía”. Nos preguntamos si él, no debe ajustarse su sueldo a la realidad de la economía y rebajarse el sueldo un 30%, como pide al sector, y con carácter RETROACTIVO.

Inversores internacionales y altos ejecutivos de fondos de pensiones, asi como de compañías de seguros, con unas inversiones de alrededor de unos 3 millardos de euros en parques de energía solar fotovoltaica en España, han enviado un documento al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pedirle que tome las medidas oportunas y con coherencia a su política de energías renovables, en contra de la bajada de la prima a las instalaciones de esta tecnología que ya están en marcha. Se ha enviado una carta al presidente del gobierno, el pasado 27 de mayo, y entre los firmantes se encuentran HgCapital, Hudson Clean Energy, 9Ren, NIBC Infraestructure Partners, Hazel Capital, Impax o Ampere Equity Fund. Por otro lado, los fondos de inversión avisan de las “serias implicaciones” que tendría esta medida como “la pérdida de confianza de los inversores en el sistema español” para hacer cualquier tipo de inversión, “el alza de precios de los préstamos y la caída de valor en las acciones de las empresas españolas” y la “pérdida de confianza de los inversores en las energías renovables en todos los países de la UE”. De hecho advierten que “hay innumerables inversiones paralizadas a la espera de que se aclare este tema”. Tal como se intuye en los medios internacionales, parece mentira, que con la actual crisis económica se legisle para paralizar y ahuyentar las pocas inversiones extranjeras, que acuden a España.

Anuncios