Inicio > Fotovoltaica > Posible derogación de la retroactividad fotovoltaica y la subida de la luz

Posible derogación de la retroactividad fotovoltaica y la subida de la luz

27 junio 2010

Aunque no fue el primero, en el año 2004, se publicó en Real Decreto 436/2004, de 12 de marzo, un Real Decreto para el fomento de las energías renovables en España, mediante la concesión de primas a la producción de energía en régimen especial. En el año 2007 se le da continuidad a esta norma con el Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo. Estas leyes, reglamentadas por un país de la Unión Europea y dentro de un marco jurídico estable, tenían como objetivo el fomento de las energías renovables en España, y en concreto de la energía solar fotovoltaica, y con ello atraer a los inversores a este sector, con el objeto de impulsar también el desarrollo de esta tecnología en España. Tanto es así, que el ministerio en aquella época no tan lejana en el tiempo, (mucho ha cambiado desde entonces) parecía tener una gran preocupación por el cambio climático, la diversificación y la eficiencia energética, la disminución de la dependencia del petróleo y el desarrollo de nuevas actividades industriales, (I+ D+i) que nos convertirían en líderes mundiales de esta tecnología. Y consiguieron su objetivo: inversores de todo tipo, privados e institucionales, decidieron invertir su capital y sus fondos en proyectos amparados por la legislación vigente y con rentabilidades razonables. Proyectos no sólo de generación de electricidad, sino también de carácter industrial.

Desde hace meses, con motivo de la crisis económica, se rumorea que podría aprobarse una retroactividad fotovoltaica, un número de horas de producción al año, y una serie de indefiniciones que ha paralizado el sector. La última es el déficit tarifario.

El déficit tarifario, a grandes rasgos, es que los ingresos proporcionados por las tarifas eléctricas resultan insuficientes para abonar todas las retribuciones que han de ser sufragadas por medio de las mismas, y ello ha dado lugar a la aparición del “déficit tarifario” .

Y consiste, de mayor a menor en:

  1. Energía adquirida para el suministro a tarifa
  2. Costes de la distribución
  3. Costes del transporte
  4. Costes de diversificación y seguridad de abastecimiento
  5. CTCs (costes de transición a la competencia)
  6. Costes de la gestión comercial
  7. Costes permanentes del sistema (excepto CTCs)

Nada tienen que ver las energías renovables en todo esto, de hecho, dicho déficit es anterior a las mismas, y se viene arrastrando e incrementándose desde los años 80. No tiene que ver la factura de la luz con el déficit tarifario. Sólo que ese déficit, se pretende cubrir, con la factura de la luz. Por tanto las primas son pagos, a cargo del presupuesto del  Estado, a las compañías generadoras de determinadas energías renovables. Sin embargo ¿cómo financiar las primas a las renovables? Subiendo la factura de la luz. ¿Y por qué no los carburantes o el carbón? Con este razonamiento tan burdo, como las primas las paga el Estado, a tarifas más bajas, menos dinero para las renovables. Asi que, según publica algún diario, finalmente, parece ser que tras las reuniones de las asociaciones del sector con el ministerio de Industria, el propio presidente del Gobierno, parecer ser, ya que no está confirmado, que ha tomado la decisión de que no se aplique la retroactividad fotovoltaica. En otras palabras, que no se aplique la retroactividad impropia de la medida, tal como la consideraba el ministerio.

Según fuentes próximas al Gobierno, Zapatero habría tomado esta decisión tras las presiones de los bancos, fondos de inversión y de algunas empresas, estas presiones también se han hecho notar sobre las empresas fotovoltaicas, a las que se ha amenazado con ejecutar los avales bancarios y pignorar la producción. El secretario de Estado de Energía, Pedro Marín explicó en la reunión que mantuvieron las asociaciones fotovoltaicas APPA, ASIF y AEF con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el director general, Antonio Hernández, que las plantas de estructura fija sólo podrían producir con primas 1.200 horas al año y las instalaciones con seguidor, hasta 1.644 horas. Según cálculos del ministerio, las instalaciones fotovoltaicas generaron el año pasado durante 2.000 horas cuando la previsión era de 1.700 horas. El resto de la producción se podría vender en el libre mercado cobrando el precio del pool eléctrico. A cambio de fijar un límite de horas a la producción, parece ser que Industria se comprometió a no aplicar la retroactividad fotovoltaica. Estaba previsto una rebaja del 45% para los parques solares, un 25% para las cubiertas sobre nave y un 5% para pequeñas instalaciones. Las asociaciones fotovoltaicas propusieron una alternativa a la retroactividad fotovoltaica: que los sectores del gas y el petróleo asuman parte del coste del desarrollo de las energías renovables, sobre todo de las más incipientes como la solar. Por otro lado, el comisario europeo de Energía, el alemán Günther Oettinger expuso en Bloomberg, que Bruselas podría expedientar a España si la nueva norma genera demasiada incertidumbre en el sector y pone en peligro los objetivos de renovables pactados, el 20% antes de 2020. También hoy, el Gobierno y el PP acordaron hoy paralizar la subida de la luz prevista para el día 1 de julio antes de poder alcanzar un pacto en materia energética y revisar en profundidad todos los costes que soporta el sistema eléctrico.

Anuncios